LA ESCULTURA: EL JUEGO CON LOS MATERIALES ENCONTRADOS

Juan Mariano Balibrea. "El bailes de los amantes", escultura en hierro
Juan Mariano Balibrea. "El bailes de los amantes", escultura en hierro

Según me ha manifestado Juan Marinao, el trabajo con los materiales tridimensionales ha sido una de sus asignaturas pendientes.

Hace años, durante su periodo de exploración de los diversos lenguajes plásticos, realizó algunas esculturas en hierro, mediante la técnica de la construcción tridimensional.

En la actualidad, y a la espera de habilitar un espacio amplio para utilizarlo como taller de escultura, el artista está investigando las posibilidades de los materiales ofrecidos por el entorno natural.


EL ÁRBOL DEL VERANO

Nada más llegar a la casa BEREBERE, lugar en donde reside Juan Mariano y Marisa, destaca una escultura realizada con materiales de desecho, en la puerta de su taller.

Para Juan Mariano y Marisa, por un lado, esta intervención fue un "divertimento" veraniego: una menera de significar el tiempo vivido con la familia y los amigos en los veranos del Garruchal. Pero, una vez que se contempla la obra, la escultura es toda una declaración de intenciones.

Partiendo del tronco de una vieja acacia seca, el pintor realizó una serie de acciones sugeridas por su compañera Marisa, para transformar el tronco seco de la acacia en un recuerdo colorista de los veranos compartidos.

 


LA ESCULTURA EN EL TRABAJO DIDÁCTICO

Según me ha comentado Juan Mariano, el juego con los materiales tridimensionales, ya sean recogidos de la naturaleza o ya se trate de objetos desechados, ha sido una de sus actividades preferidas, tanto en el trabajo didáctico con sus alumnos/as como en los cursos de arteterapia. En algunas ocasiones, el material elegido han sido las sobras de los talleres de carpintería. En otras, las cajas de cartón. En otras, los objetos industriales recogidos de los contenedores (o encontardos en lugares poco apropiados).  Las propuestas también han sido plurales: desde el trabajo adaptado a las condiciones y exigencias de un espacio concreto, hasta la investigación del vacío, pasando por el diálogo de varios objetos encontrados o los desafíos a las leyes del equilibrio.


ESCULTURAS DE ANDAR POR CASA

Juan Mariano Balibrea. Un juego con los objetos encontrados...
Juan Mariano Balibrea. Un juego con los objetos encontrados...

"Con la escultura, no tengo que disimular ni fingir. Para mí, el trabajo con el volumen, con el espacio habitado, con los objetos que me rodean... es un juego. No hay que tomarse muy en serio detarminadas cosas. La escultura es una manera de descubrir los objetos que nos rodean. Otra forma de mirar. La escultura es una recuperación del juego primitivo y del juego infantil: ponerle cara a un objeto, transformarlo, intentar hacer una torre, desafiar las leyes de la gravedad...".