BEREBERE

JUAN MARIANO BALIBREA. El cuadro que dio título a la exposición.
JUAN MARIANO BALIBREA. El cuadro que dio título a la exposición.

 

Quizá sea esta la exposición más...   representativa de un momento extraordinario de la pintura de Juan Mariano. Eran los años ochenta, los años de la “movida” murciana (si es que llegó a existir tal movida), y sobre un fondo de paisaje genérico, en el que siempre se veía la silueta de la catedral de Murcia, el pintor recreó y representó escenas urbanas ambientadas en contextos espaciales muy diferentes.

No obstante, el título genérico de la exposición se debe a uno de los cuadros (que por cierto, está expuesto en la casa del artista). Según ha contado el pintor en numerosas ocasiones, y con el pretexto de haber comenzado a fumar cigarrillos CAMEL por aquellos días, surgieron una serie de cuadros sobre el mítico tema de la aventura (el sabor de la aventura

, según decían los anuncios del momento), la exploración de las gamas de colores amarillos y ocres, y sobre toda esa mitología del viaje a través del desierto (el desierto, el mundo berebér, los vehículos todoterreno, Marruecos…).

Esta exposición se inauguró en la sala de exposiciones del Colegio de Arquitectos de Murcia, en 1986. Después, agrupando los cuadros que quedaron, se volvió a presentar en Cieza, en la sala de exposiciones del Ateneo.

Nunca más se han podido ver el resto de los cuadros (los no vendidos).

Juan Mariano guarda en su taller un bote con arena de El Aiún (lugar en donde tuvo que hacer el servicio militar). Según me comentó el artista, el principal motivo de estos cuadros se debió a su pasión por el mundo árabe y por los colores del desierto (del auténtico desierto). Pero según sus explicaciones, entre aquellos meses de 1974 y 1975, tuvo que vivir la enorme contradicción de tener que combinar su trabajo como maestro comprometido con algunos ciudadanos saharahuis (varios, miembros activos del Frente POLISARIO), con las tareas absurdas de un servicio militar. Un servicio militar prestado en los momentos más difíciles del abandono de aquellas tierras por parte de los últimos gobiernos de la dictadura militar.


PINTURA SOBRE CARTÓN

JUAN MARIANO BALIBREA: TRIÁNGULO EN EL DESIERTO
JUAN MARIANO BALIBREA: TRIÁNGULO EN EL DESIERTO

En las dos exposiciones mencionadas, Juan Mariano vendió casi toda la obra realizada en "cartones", con pinturas acrílicas.

Los cartones fueron un juego creativo con la gama de color de  "EL SABOR DE LA AVENTURA". También fueron una recreación del asunto principal de la obra, el amor, la pasión, la aventura...

El único cartón que le queda al pintor en su taller, es este "TRIÁNGULO EN EL DESIERTO".

Más adelante, cuando ya esté configurada la página, yo, personalmente, trataré de recuperar algunas imágenes de otros cuadros. Juan Mariano, en ese tema del registro de sus ventas, nunca ha tenido ningún cuidado.


LA COLECCIÓN DE FELICIANO

JUAN MARIANO BALIBREA: OBRA DE LA EXPOSICIÓN BEREBERE
JUAN MARIANO BALIBREA: OBRA DE LA EXPOSICIÓN BEREBERE

Según me ha contado Juan Mariano, su cuñado Feliciano ha reunido una pequeña (pero excelente) colección de sus obras. Entre ellas, está uno de los cuadros de la exposición BEREBERE.

La exposición estaba organizada en dos series: imágenes de gran formato sobre representaciones de escenas cinematográficas, e imágenes del desierto.

El cuadro que conseva su cuñado pertenece a esta última serie. Estas pinturas, en parte acrílicas y en parte al óleo, están realizadas sobre cartón, y fueron enmarcadas sobre marcos de madera pintados en negro.

Algún día, cuando sea posible localizar al resto de compradores, podremos mostrar el resto de la serie PINTURAS DEL DESIERTO.


LAS FOTOS ENCONTRADAS DE BEREBERE

JUAN MARIANO BALIBREA y su hijo Pablo. Obra conjunta.
JUAN MARIANO BALIBREA y su hijo Pablo. Obra conjunta.

Ordenando algunas carpetas “oxidadas” de hace bastantes años, encontré algunas fotos de ambiente que pueden servir para mostrar lo que fueron algunas de la exposiciones de los años 80. Comenzaré por mostrar tres o cuatro fotos de BEREBERE, la exposición dual que presenté en la Sala de Exposiciones del Colegio de ARQUITECTOS de Murcia, en 1986. El objetivo de la exposición era doble: por un lado, explorar las posibilidades de unos PAIASAJE INVENTADOS en los que siempre aparecía la silueta de la CATEDRAL DE MURCIA Y LA TORRE en la línea del horizonte. Se trataba de un juego muy surrealista que me permitía incluir imágenes imposibles en contexto no habituales. Y en segundo lugar, mostrar una serie de “glosas” del cuadro principal de la exposición, unos cartones realizados con óleo y acrílicas que jugaban con las tonalidades y matices del paquete de cigarrillos CAMEL.


DERIVACIONES DEL CUADRO "BEREBERE"

A partir del cuadro principal de la exposición, BEREBERE, realicé varios cartones con la misma temática y la misma gama de color. La mayoría se vendieron, y nada más que conservo algunas fotos (fotos de otras fotos). Pero voy a recordarlas…