CUARTA EDICIÓN DEL TALLER DE EXPRESIÓN CREATIVA

Exposición de algunos trabajos en las escaleras y pasillos del instituto
Exposición de algunos trabajos en las escaleras y pasillos del instituto

En plena campaña de aplicación de los “RECORTES” a la Educación Pública, con las aulas repletas de alumnos/as y con un horario imposible para atender de manera individualizada a determinados niños/as, he  comenzado la cuarta edición de la PROGRAMACIÓN DE TALLER DE EXPRESIÓN CREATIVA. Estamos haciendo un gran esfuerzo para reponer algunos materiales imprescindibles, pero mientras tanto, hemos comenzado con las ACTIVIDADES del primer trimestre, explorando las posibilidades técnicas y expresivas de las CERAS BLANDAS que nos sobraron del curso pasado. Se trata de tres o cuatro actividades de aproximación; una forma de abrir el camino con el nuevo grupo de alumnos/as que han elegido esta optativa en 3º ESO. Al unísono, estoy preparando la HOJA DE RUTA de las 12 primeras ACTIVIDADES de introducción a la PINTURA ABSTRACTA, procurando combinar el uso y manejo adecuado de la pintura plástica, de los instrumentos y herramientas, de los soportes y de algunos conceptos básicos sobre color, forma y textura. Además, y en tanto no podamos reunir la pintura adecuada, estoy bajando poco a poco las ejemplificaciones que sirva para ampliar los horizontes visuales de mis alumnos/as (pinturas de artistas de muchos países que siguen realizando pintura abstracta). La primera actividad realizada con los restos de CERAS BLANDAS, se trata de un DIÁLOGO DE COLOR mediante el garabateo expresivo al son de una música (HANDEL y BACH). La segunda actividad, una vez vencidas las primeras resistencias al juego expresivo y la manchas exploratorias, ha consistido en configurar una forma o figura relacionada con el esquema corporal humano, de entre las manchas y garabateos extendidos por el soporte en un juego previo. Quizá la semana próxima, que aún no tendremos los materiales nuevos en las estanterías, hagamos una tercera actividad con CERAS BLANDAS, pero con el protagonismo del paisaje, entendido en un sentido amplio y flexible, obtenido a partir de una mirada intuitiva y atenta al conjunto de manchas y garabateos iniciales. Ya os contaré. De momento, voy a presentaros algunas de las obras ya terminadas y expuestas. Como en anterior es ocasiones, deseo dejar constancia de dos aspectos fundamentales: uno, que siempre sigo aprendiendo de mis alumnos/as, y ellos, a su vez, de mí, que se fían de mis propuestas y se lanzan a la experimentación. Dos, que siempre agradeceré su permiso para que se puedan divulgar sus obras en ámbitos didácticos y pedagógicos. 

GALERÍA DE OBRAS DE LA PRIMERA SESIÓN DE TRABAJO


EXPLICACIONES DIDÁCTICAS

El inicio de la catividad: diálogo entre dos niños/as.
El inicio de la catividad: diálogo entre dos niños/as.

Este tipo de actividades en las que el garabateo inicial y expresivo se convierte en sustento de una “experiencia” o “experimento”, ya la había trabajado en Educación Infantil, Educación Primaria y en numerosas cursos de formación con maestros/as de diferentes Centros de Profesores. También la había utilizado en cursos de CREATIVIDAD y ARTETERAPIA, impartidos para diversas instituciones. Por lo tanto, es una especie de actividad CLÁSICA que ha formado parte de los ejercicios de desinhibición que solía plantear en los primeros días de trabajo. Se basa en recuperar, de alguna manera, el juego gráfico inicial de los niños/as de 3 o 4 años. Es una tarea difícil, pero muchos maestros/as de Infantil y muchas otras personas de cierta edad, jamás se han permitido liberar su gesto, su trazo, con libertad, alrededor de un soporte (papel, cartón, pizarra, suelo…). Pero la ACTIVIDAD se plantea como un JUEGO GRÁFICO; es decir, como un juego con sus reglas, porque al mismo tiempo  que se potencia el trazo y la gestualidad mientras se escucha una determinada música (preferentemente barroca, Haendel o Bach), el ejercicio se plantea como un trabajo parcial con la ALTERIDAD. Trabajar a dos o a cuatro bandas, es complicado. Observar y respetar lo que ha trazado tu compañero/a de juego, aún más. Pero ahí está la dificultad y la magia de esta propuesta. REGLAS DE JUEGO: En realidad, reglas de sintaxis visual. Para dos personas (pero puede ser para cuatro). Se dispone de un soporte grande (metro por metro o más). Se elige posición (uno enfrente del otro/a, si son dos). Se prepara la infraestructura (ceras, papel para restregar o difuminar, un poquito de aguarrás, algunos utensilios de plástico para rayar (tenedores, cuchillos…). Y cuando todo esté preparado, comienza la música. Previamente, si el espacio lo permite, es aconsejable dibujar o trazar en el aire. Seguir la música haciendo gestos con la mano y el brazo. Después, los gestos pasarán al soporte, procurando explorar los diferentes grafismos. Al cabo de unos minutos, cuando cada uno de los participantes haya garabateado en su “parcela”, se da una palmada o se para la música, y se les invita a girar, si son cuatro, o a intercambiar sus posiciones, si son dos. Ahora, en la nueva situación, el niño/a se encuentra con algo que ya está ahí. Lo primero, antes de retomar la actividad, es mirar lo que ha hecho el compañero/a; después, y siguiendo sus inclinaciones expresivas, continuar con los trazos. Puede pasar que prevalezca una cierta simpatía por lo que ya había en el soporte, o puede pasar que el niño/a siga con su actividad gráfica sin tratar de sintonizar con lo anterior.Después, y en tanto dure la música (especialmente, el concierto de Brandenburgo nº 3), los participantes van cambiando su posición cada tres o cuatro minutos. Una vez que se haya extendido sobre el soporte abundante cantidad de cera blanda, se hace una parada explicativa para sugerir que, en adelante, se puede explorar también las posibilidades de las ceras blandas. Es decir, se puede rellenar los huecos de color, se puede esgrafiar, se puede difuminar…  Al final, y siempre por decisión de los dos participantes, se termina la obra. Generalmente, la actividad puede durar unos 20 o 30 minutos entre unas cosas y otras, pero depende mucho de la edad de los participantes y de la finalidad con la que estemos trabajando. En una etapa final, y tras recoger y limpiar las mesas o el suelo, los niños/as pueden dialogar sobre lo que ha pasado, sobre el proceso. Es el momento de las palabras. Y ya, por último, y mirando previamente la obra por todos sus lados, deciden cómo quieren exponerlo, y lo firman. 

ALGUNAS DE LAS OBRAS PRESENTADAS EN LA PROYECCIÓN INICIAL


SEGUNDA SESIÓN DE TRABAJO: LAS FIGURAS Y LAS FORMAS A PARTIR DE LOS GARABATEOS Y MANCHAS CON CERAS BLANDAS

Tratando de percibir "fantasma en su campo de ceras blandas
Tratando de percibir "fantasma en su campo de ceras blandas

En tanto no podamos comprar pinturas para el taller, vamos a seguir trabajando con los restos de ceras blandas del curso pasado. En esta segunda ocasión, y tras presentarle una batería de obras figurativas y expresionistas, en las que el protagonismo lo tienen las formas humanas (esquema corporal, siluetas, rostros, expresiones, partes del cuerpo…), voy a invitar a los alumnos/as, de manera individualizada, a que comiencen la actividad de una forma parecida a la anterior: escuchando una música determinada, que comiencen a manchar y garabatear con las ceras sobre el soporte, dejándose llevar en un primer momento por la acción y por la exploración de las posibilidades expresivas del material. También aprovecho la conexión de internet en el ordenador, para contarles y presentarles cierto tipo de “caras” que aparecieron en Bélmez hace años, y de otras “apariciones” similares, que las hay. Y tras un debate sobre lo paranormal y sobre los engaños visuales, les propongo que estén muy atentos a lo que pasa en el soporte, y que si creen ver o intuir una posible forma con apariencia de figura humana, o de fantasma, que la potencien y la refuercen, de tal forma que, la figura o asunto de su “cuadro”, proceda del azar y de su intervención. A partir de esa propuesta de carácter amplio y divergente, cada uno de los participantes elige un camino de trabajo, como debe ser en un taller de Expresión Creativa. Algunos alumnos/as acabaron su propuesta en media hora; otros, por el contrario, estuvieron trabajando durante un par de sesiones, y otros, finalmente, acabaron por dibujar formas y figuras sin respetar las reglas de juego (eso pasa en algunos casos). 

FANTASMAS EN EL INSTITUTO

EXPLICACIONES DIDÁCTICAS

En tiempos de crisis y RECORTES, no hay más remedio que amoldarse a los materiales disponibles. La viaja caja de restos de ceras, sobras del curso pasado, ha dado mucho fruto. El objetivo inicial es favorecer el trabajo creativo con este material, y eso significa experimentar, probar, manchar, difuminar, mezclar… No rendirse ante la adversidad, si no consigue el alumno/a extraer las formas o colores que desee. No obstante, casi todos los chicos/as, en 1º de la ESO, ya hicieron algunos trabajos con las ceras. Además de esa finalidad técnica, está el trabajo perceptivo en un doble sentido: ver ejemplificaciones de obras contemporáneas en las que hayan representaciones a medio camino entre el naturalismo figurativo y la abstracción. Y estar atento, con una especial concentración en la acción creadora, a las posibles formas que emergen de las manchas. A partir de ahí, caben dos soluciones: potenciar alguna forma percibida, o forzar un dibujo determinado por las intenciones más ocultas del alumno/a. En esos momentos, se deja notar la dificultad del dominio del dibujo más realista, pero no es el objetivo de esta actividad, ya que sigue teniendo la consideración de “evaluación inicial”. Finalmente, el chico/a decide cuando su trabajo está acabado y listo para exponerse en sociedad. Dos aspectos colaterales: uno, que a partir de esta segunda actividad comienzo a elaborar un perfil expresivo individualizado de cada uno de ellos/as. Y dos, que aún aparecen ciertas resistencias a valorar como logradas o positivas algunas de las obras (incluso, habiendo visualizado previamente otras obras de artistas reconocidos). Tiempo al tiempo. 

ALGUNAS DE LAS OBRAS PRESENTADAS EN LA PROYECCIÓN INICIAL


TERCERA SESIÓN DE TRABAJO: EL PAISAJE

En la tercera sesión de trabajo con las ceras blandas, opté por repetir el mismo esquema anterior, pero eligiendo el PAISAJE como asunto genérico para representar y explorar las distintas posibilidades. Tras observar algunas imágenes de obras contemporáneas, en las que pudieron ver las distintas maneras de trabajar este tema, desde las más realistas o naturalistas hasta las más abstractas, los alumnos/as volvieron a incidir en las manchas y garabateos de las ceras blandas. Sin embargo, en esta ocasión, la mayoría de ellos se saltaron esa fase previa de juego expresivo/creativo, y pasaron directamente a representar un tipo de paisaje sencillo, un poco infantil, en el que predominaba grandes extensiones o franjas de restregado de ceras. Tras parar la clase en varias ocasiones, volví a recordar el sistemas de mezclas con las ceras, y les insistí en probar antes de seguir en hojas de periódico. Pero ellos ya habían visto que los botes de pintura ya habían llegado, y lo que realmente les apetecía era preparar el bautizo de color que suponía la primera sesión dedicada al juego con las obras de Pollock. Pero como me gusta anotar en este diario todo lo que ocurre en el taller, he aprendido una lección: hay temas que tienes más posibilidades con las ceras blandas, y temas que son más agradecidos con las pinturas plásticas.